• Feed RSS
Córdoba, 29 de junio de 2014.- La Bella Varsovia ha convocado el VIII Premio de Poesía Joven "Pablo García Baena", a cuya séptima edición concurrieron 61 poemarios. Resultó ganadora la alicantina Carmen Juan, con su poemario Amar la herida, que publicará la editorial en el mes de septiembre. 

El certamen, que homenajea al poeta cordobés Pablo García Baena, distinguirá un poemario inédito y no premiado, de extensión superior a 300 versos y escrito en castellano por un autor menor de 35 años, que deberá concurrir bajo lema o seudónimo; la ampliación de la edad máxima de participación, de 30 a 35 años, supone la mayor novedad de esta edición. El premio consiste en la publicación del poemario en septiembre del año próximo por La Bella Varsovia.

Al jurado, que difundirá su fallo en primavera de 2015 y que estará compuesto por cinco miembros de prestigio en el campo de la literatura y un secretario —con voz pero sin voto— como representante de La Bella Varsovia, corresponderá la decisión de otorgar el premio a una sola obra o declararlo ex-aequo y/o desierto.

El plazo de envío de originales para el VIII Premio de Poesía Joven “Pablo García Baena” finaliza el próximo 20 de diciembre de 2014. Al igual que en las pasadas ediciones, La Bella Varsovia informará puntualmente del número de ejemplares recibidos, identificándolos con su lema o seudónimo para permitir a los autores cerciorarse de la recepción del original, así como de la fase de preselección y discusión del jurado, mediante el blog http://premiopablogarciabaena.blogspot.com
«De Laura Franco Carrión, ganadora de Ucopoética 2014, dijo el jurado que lo era por "la limpieza de su poesía, así como la plasticidad en el discurso, junto con una construcción detallada de las imágenes y una mirada singular". Y yo, que fui uno del jurado, y aplaudí la elección como el que más, insisto aquí en lo antes dicho. A Laura, los versos le acuden de todas partes. Poetas son, también sus compañeros finalistas, y conste que lo digo conscientemente, pues no es poeta todo el que firma versos, sino el que tiene pellizco, intención. Está entre ellos Javier González Sánchez, uno que ya asistió el año pasado y repite la experiencia, por suerte para todos. Su voz es firme y delicada, porque entiende que la problemática exterior y la interior tienen una raíz común, y la anda explorando. También Myriam Seda, cuya madurez sorprende y apabulla. Usa lo físico para adentrarse en lo metafísico, o al contrario, con ritmos heredados de un discurso religioso que conoce y pone en tela de juicio. Ana García Labrac, poeta de sensaciones, de la vida en la urbe contemporánea, que bien puede ser Madrid o Granada, siempre con el corazón a flor de piel y una canción en los labios. Y José María Fernández Molina, asido a la estructura, preocupado engañosamente por la forma, pues lo suyo es pura mirada y emoción oculta que pugna por salir al aire libre.
Lo dicho, han llegado, brillan. Verán cómo siguen brillando» (Javier Fernández).

Collage de cubierta de Mateo Fetén.
A la venta el 7 de julio de 2014.
56 páginas.
10 €
ISBN: 9978-84-942289-4-0.